El presidente estadounidense, Donald Trump , y su par ruso, Vladimir Putin , se reúnen este lunes en Helsinki, Finlandia , en una cumbre de la que está pendiente el mundo: desde Siria , por las conversaciones que puedan llegar a tener sobre la guerra ( Moscú apoya la permanencia de Bashar al-Assad en el poder mientras que Washington reclama su salida), hasta las potencias europeas de la OTAN, que temen un acercamiento entre ambos que pueda afectar a la alianza internacional.

“Tenemos que hablar de muchos temas, comercio, China, armas y más. Son grandes las oportunidades. Creo que entablaremos una relación extraordinaria. Llevarse bien con Rusia es algo bueno, no malo. El mundo quiere ver que nos llevemos bien. Somos dos potencias nucleares, eso es uno de los temas que abordaremos”, dijo Trump instantes antes del cara a cara con el ruso, según lo publicado por el diario El País.

Por su parte, el mandatario ruso, que llegó a Helsinki a última hora de la mañana tras haber asistido a la victoria de Francia en el Mundial de fútbol, advirtió: “Ha llegado la hora de hablar detenidamente, tanto de las relaciones bilaterales como de los distintos puntos de tensión en el mundo, y son bastantes, para que les prestemos atención”.

Sin embargo, se espera que Siria tenga un lugar destacado en las conversaciones entre los dos dirigentes. Trump está impaciente por distanciarse de ese conflicto y retirar a las tropas estadounidenses desplegadas en el país. Por el contrario, Rusia , que interviene en apoyo del régimen desde 2015, tiene más que nunca intención de desempeñar un papel clave en Siria.

Además, luego de conocerse la imputación a 12 oficiales de la agencia militar de inteligencia rusa acusados de intervenir en las presidenciales de 2016, desde Estados Unidos aguardan que el republicano haga referencia al tema.

La cumbre de este lunes es la última etapa de un viaje de una semana por Europa en el que Trump atacó duramente a sus aliados, especialmente Alemania.

Es la cuarta vez que un presidente estadounidense se reúne con su homólogo ruso en Helsinki, después de los encuentros entre Gerald Ford y Leonid Brézhnev (1975), George Bush y Mijaíl Gorbachov (1990) y Bill Clinton y Boris Yeltsin (1997).

Fuente: Reuters y La Nación