Este martes, a las 9, los choferes de ómnibus están llamados a asamblea y por una hora aproximadamente no habrá servicio de transporte de pasajeros. Desde el momento que termine la asamblea, volverán a trabajar con normalidad.

El gremio de choferes reclama a los empresarios el pago de un adicional de $2.000. Aetat advierte que las empresas no podrán afrontar hoy ese pago

El gremio que reúne a los choferes de ómnibus advirtió que este martes podría haber restricciones en el servicio, en caso de que las empresas no cumplan con el pago de un adicional a los trabajadores.

Según el acta salarial firmada con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), los empresarios deben pagar una suma no remunerativa de $ 2.000 a los empleados. Sin embargo, desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) alertaron que no están en condiciones de afrontar ese pago.

UTA Tucumán advirtió que realizará un quite de colaboración en todos las empresas, desde el primer servicio del día.