LV7 RADIO TUCUMAN

Este viernes, todas las provincias del país a excepción de la Capital y Buenos Aires enfrentaron un paro de colectivos que lleva adelante la Unión Tranviarios Automotor (UTA), luego del fracaso de las negociaciones paritarias con la cámara empresaria en la Secretaría de Trabajo.

La protesta dura 24 horas. No afecta los servicios de transporte público de pasajeros de corta y media distancia en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. En ese caso, los sindicalistas y empleadores acordaron el jueves un salario básico de $41.000, retroactivo a junio último. Además, una suma fija no remunerativa de $11.000 en tres tramos.

La secretaría de Trabajo informó que a la audiencia entre los representantes de la UTA y la Federación Argentina de Transportes por Automotor de Pasajeros (FATAP) “no se hicieron presentes los representantes de las jurisdicciones provinciales“. Pero si, los funcionarios de transporte de la Provincia de Buenos Aires, donde se alcanzó un acuerdo para la paritaria de este año a partir de su participación. De esta manera, “el resto de las provincias no participó y no se logró llegar a un acuerdo”.

Qué acordó Capital Federal y Buenos Aires
Buenos Aires acordó y lo confirmó el secretario general de la organización sindical, Roberto Fernández. El sindicalista dijo que los $11.000 no remunerativos serán percibidos por los choferes de colectivos en tres cuotas. La primera es de $3000 en junio, luego, $4000 julio y nuevamente $4000 con los salarios de agosto.

“Lamentablemente, fue necesario decidir el paro nacional en el interior del país durante 24 horas. A excepción de la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Porque ningún funcionario de esos distritos se presentó a negociar en Trabajo. Es una clara y evidente demostración de irresponsabilidad que caracteriza hace tiempo a la cámara”, afirmó Fernández.

El dirigente gremial afirmó que “el salario de los trabajadores no es político y en nada se relaciona con los avatares políticos y electorales“. También confirmó que Trabajo convocó a nueva audiencia de partes para las 12 del miércoles próximo. “Es imprescindible que los empresarios entiendan que el salario de los trabajadores significa su supervivencia. No está atado a los avatares políticos”, cerró el dirigente.