LV7 RADIO TUCUMAN

Por ahora, dicen los que operan este tipo de cambio, no se trata de un ajuste por demanda sino un «reacomodamiento» por los anuncios del fin de semana.

Los primeros datos del dólar blue este lunes mostraban una suba fuerte. De los $66,75 a los que cerró la divisa paralela el viernes pasado, esta mañana la moneda se vendía desde los $72,50 hasta los $76. Más adelante, retrocedió y cerró a $71,50, aunque algunos vendedores lo ofrecieron a $73. Por ahora, dicen quienes operan este tipo de cambio ilegal, no es la demanda, sino un «reacomodamiento» tras los anuncios del fin de semana.

Mientras tanto, los tipos de cambio a los que se accede a través de la bolsa, el contado «con liqui» y el dólar MEP, subieron un 2,3% y un 3,7% respectivamente. El primero cerró a $75,80 (contra los $74,04 del viernes pasado) y el segundo, a $72,98 (contra $70,38).

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció que el gobierno avanzará con un impuesto a los consumos en el exterior, también conocido como «dólar turista». Dijo que sería parte de la «ley de solidaridad y reactivación económica» que llegará hoy al Congreso.

«Con esto buscamos cuidar los dólares que tiene la economía argentina y reactivar la industria turística local. Persigue una lógica distributiva. A los sectores que tienen la capacidad de hacer un viaje al exterior van a tener un tributo», resaltó.

La semana pasada, el tipo de cambio paralelo vivió jornadas de calma; en una semana pasó de $71 a $66,75, precio al que cerró el viernes pasado La semana pasada, el tipo de cambio paralelo vivió jornadas de calma; en una semana pasó de $71 a $66,75, precio al que cerró el viernes pasado

Señaló, además, que ese gravamen sería del 20%, aunque en declaraciones radiales posteriores afirmó que podría llegar al 30%.

La cuenta que hacen quienes operan esta divisa es sencilla: dado que empiezan a convivir tipos de cambio más altos -sólo se pueden comprar US$200 mensuales al valor oficial, el más barato, pero para una gran cantidad de consumos regirá un impuesto que encarecerá la valuación del dólar-, hay espacio para aumentar una de las alternativas más sencillas de obtener para quien quiera comprar dólares.

«Es un reacomodamiento propio de saber que, si el tipo de cambio turista va a estar un 30% más caro que el oficial y se va a ir a $80 o a $82, la gente preferirá ir al blue en lugar de hacer pagos con tarjeta. Lo mismo debería suceder con las empresas de turismo», detalla Juan Ignacio Paolicchi, economista de la consultora Eco Go.

El crecimiento repentino del precio de la moneda paralela, ¿puede tener efecto sobre la economía real? «Las consecuencias de una mayor brecha es más incertidumbre, es que se alienta a hacer operaciones en ese mercado más especulativas, pero no veo impacto en la inflación, sobre todo mientras no haya operaciones comerciales que se hagan al dólar blue», apunta Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina.

La Nación